jump to navigation


12 July 2011

Miguel Ángel Blanco, In Memoriam

20:15 | Noticias | Escribe un comentario

En la madrugada del 13 de julio se cumplen catorce años del asesinato de Miguel Ángel Blanco Garrido, concejal del Partido Popular en Ermua, por pistoleros de la banda terrorista ETA que le habían secuestrado tres días antes. Los terroristas dieron un plazo de 48 euros al Gobierno para que trasladara al País Vasco a los presos de ETA, o de lo contrario, lo matarían.

El calvario y la agonía del concejal, en julio de 1997,  desencadenaron impresionantes muestras de solidaridad con él y con su familia y condujeron a las manifestaciones más multitudinarias que se habían realizado nunca en España contra los atentados de la banda criminal. En su recuerdo, el ayuntamiento de Ermua coloca sus banderas a media asta y retrasa el comienzo de las fiestas patronales al 14 de julio. Hoy se ha celebrado allí una ceremonia, a la que asistieron la hermana de Miguel Ángel, María del Mar, diputada del PP, así como numerosos dirigentes de ese partido.

Miguel Ángel Blanco tenía 29 años. Licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad del País Vasco, había conseguido un trabajo en Eman Consulting pocos meses antes de su asesinato. Anteriormente había trabajado con su padre en la construcción. Miguel Ángel era hijo de Miguel Blanco (albañil) y Consuelo Garrido (ama de casa), ambos nacidos en Junquera de Espadañedo (Orense) y tenía una hermana, María del Mar. Aficionado al deporte y a la música, tocaba la batería en el grupo Póker y era admirador de Héroes del Silencio. Tenía una novia desde hacía siete años con la que tenía planes de boda para septiembre de ese año. Miguel Ángel se afilió a las nuevas generaciones del PP en 1995 de la mano de su amigo, y entonces presidente de esta formación, Iñaki Ortega Cachón, durante una campaña de captación de candidatos. La falta de efectivos lo colocó en tercer lugar en las listas municipales y las elecciones lo situaron en el Ayuntamiento de Ermua, donde el Partido Popular se convirtió en la segunda fuerza política tras los comicios de 1995.

El secuestro se realizó cuando el joven concejal volvía al trabajo después de comer en casa de sus padres. A las 15:20 horas tomó el tren en dirección a Éibar, donde estaba la empresa Eman Consulting. Nada más salir de la estación fue abordado por la terrorista Irantzu Gallastegi Sodupe, que le condujo hasta un vehículo donde se encontraban otros dos terroristas: Francisco Javier García Gaztelu y José Luis Geresta Mujika. Tres horas después, la emisora Egin Irratia comunicaba que Miguel Ángel sería asesinado si el Gobierno no trasladaba a los presos de ETA a cárceles del País Vasco antes de las 16:00 horas del sábado 12 de julio.


Seguir leyendo…